la
universidad
emocional_
EDP Renováveis
Con esta Compañía multinacional, líder en el sector energético de renovables, hemos podido implementar dos programas distintos para dos departamentos diferentes.
PUEDO CAMBIAR EL MUNDO
Un programa que se diseñó para interpelar a los participantes de que podemos disfrutar con nuestro trabajo sacando el mejor partido, sin evitar los obstáculos, desde la inteligencia crítica y emocional, valorando la creatividad como elemento esencial de nuestras funciones y propiciando la capacidad de observación de un modo amplio y concreto, en un clima de tolerancia, solidaridad, flexibilidad y humor. Este proyecto se adapta y se integra en el programa general diseñado por la Unidad de Negocio de España de Edp Renovables, para su Encuentro Anual. La metodología empleada comenzó mucho tiempo antes, con la participación de algunos empleados de la Unidad, conociendo los valores de todos y cada uno de los cincuenta participantes. Incluso, se contactó, personal o telefónicamente, con casi la totalidad del grupo. Ello nos brindó un margen de confianza, de cercanía alimentada por la sorpresa y por el encargo de trabajar en equipos compensados emocionalmente. El resultado es muy humano, muy inmediato. Antes de nuestra participación directa a las jornadas ya existían evidentes lazos de complicidad entre nosotros. La propuesta de enfocar el programa con un laboratorio de ideas dirigido a poder cambiar el mundo fue recibida con valor y con emoción y cuyos resultados son verdaderamente soprprendentes. Esta experiencia ha sido una de las más gratificantes para nosotros, con una bellísima carga emocional y una amistad increíble.
INTENSIDAD EMOCIONAL
Programa con el objetivo de hacer un grupo humano único, distinto. Intensidad emocional al servicio de las ilusiones, capaces de exigir y enfrentarse al sacrificio, prácticos, pero arriesgados, vitalistas y emocionantes. La metodología empleada ponderaba una secuencia de proyectos de entrenamiento personal en el mundo emocional, desde lo interior, desde lo poético. Una coreografía concertada entre equipos de trabajo diseñados con anticipación nos permitió descubrir el placer del roce, el gusto por la combinación y el trabajo coral, con unos resultados especialmente bellos.  

Sea como sea, este programa ha amplificado el potencial de este grupo. Hay mayor conciencia del mismo y muchas ganas por vincularse a los demás. Cada acción suponía risas e ilusiones en un ambiente muy intenso. Este grupo ama su trabajo y se siente muy a gusto en un equipo compacto, ahora, además, abre la puerta del vínculo emocional, con ganas por abordar la vida como si cada uno de ellos fuera capaz de cambiarla, aunque no sepa cómo, aunque no tenga motivos para ello.
Se emocionan