+
Luz Vegetal
14/05/2015

LUZ VEGETAL es una instalación artística, efímera, que envolverá un edificio público, cuyos volúmenes rectangulares y estáticos de color blanco, quedarán accionados por varias tonalidades de verdes. Líneas rectas y sinuosas, unas infinitas, otras marcadas por el movimiento.

10 km de lana serán el impulso para que la pieza de arte alcance su culmen, es el material en el que desde hace varios años, el artista Paco Pérez Valencia, ha descifrado un abanico de posibilidades y cualidades, su estudio y cuidadosa manipulación le han denotado capacidades expresivas múltiples con las que seguir experimentado.

El recorrido de esta acción, dinámica y participativa, comenzó en 2010 en la Plaza de la Contratación de Sevilla, una de las plazas más céntricas de la ciudad se convirtió en  un gran tejido rojo, una trama auténtica, latente, que se enlazaba entre sí a través de  líneas dirigidas y entrelazadas por estudiantes, turistas, e incluso los propios vecinos, regalándole a la pieza la singularidad de la espontaneidad.

Durante el 2012,  esta acción bañó unos campos de cultivos de vid en Sanlúcar de Barrameda. Algunos kilómetros de lana blanca y un equipo dirigido por Paco, impregnaron el cultivo con líneas de color blanco. La idiosincrasia de la pieza en esta ocasión, vino dada por la clemencia de la naturaleza.

El 2013 fue el momento para la tercera vez que se daba esta acción; Bajo un escenario en ruinas, los restos en pie de lo que una vez fue la Cartuja de Cazalla de la Sierra, acogío en su claustro un auténtico lienzo hecho de líneas de lana azul, desde lo más alto del edificio iban cayendo madejas de lana de forma estudiada, que se recogían desde el suelo. Algunas volvían arriba, otras continuaban a ras de suelo, una auténtica dinámica en la que todos los asistentes fueron contagiados a tocar y de alguna manera, a jugar con aquella lana azul en aquel espacio mágico.

 

LUZ VEGETAL, se convierte en la cuarta edición de esta maravillosa instalación de arte de Paco Pérez Valencia. Su pasión incansable por el arte, el trabajo con sus alumnos, su familia, aquella caricia que consigue dar a cada persona que conoce con su “Puedo cambiar el Mundo”, eso que contagia a los “grandes locos amantes de la vida” queda recogido por un material tan ligero como la lana.

¿QUÉ?

Una obra de arte expansiva que abraza a la escuela como una inspiración.  Es como si todos nosotros dibujáramos con lápices de color verde sobre este espacio. A veces, dibujos limpios, ordenadamente geométricos y lineales, otras, arrítmicos, frescos y orgánicos, sobre paredes o suelos, que brindarán una apariencia única y distinta a este escenario fascinante. Una obra que habla de vida.

¿DÓNDE?

En el CEIP MAESTRO ANTONIO REYES LARA, un centro de educación infantil y primaria de la localidad de Gines, Sevilla

Un colegio nuevo, jóven, con tan sólo cuatro años de vida y 150 alumnos, crece rápido pero sin prisas. Con un equipo docente auténticamente embaucado por su vocación y con una línea educativa muy clara, en la que lo primero son los niños, subrayan lo que es más importante para los niños, sus familias, y a partir de aquí caminan en la formación de sus pequeños habitantes;

Niños que han vivido la prehistoria metiendose en la piel del neandertal, el espacio convirtiéndose en planetas, astronomos, o estrellas, y el museo, donde desde la piel de varios Sorolla en sus diferentes etapas, u obras como “Juerga Andaluza” cobran vida a través de niños, que desde los tres años comienzan a hacer sus pequeños trabajos de investigación de forma sobre todo lúdica, con sonrisas.

Al igual que Paco Pérez Valencia y La Universidad Emocional, conciben la educación, como un proyecto de I+A+i, donde las personas son lo más importante.

 

Los bocetos de los autores de #Luz vegetal @uemocional pic.twitter.com/FKBq3FToPn

— Mercedes Delgado (@carartem) Mayo 14, 2015

¿CÓMO?

Con 10 kilómetros de lana verde, manipulados por un equipo de creadores, bajo la dirección de Paco Pérez Valencia, que coordinarán a niños, padres y educadores, asignando grupos de tareas que implicarán a toda la Comunidad, de modo que la pieza resultante sea de cada uno de nosotros. Una acción conjunta que quiere ser fiesta, placer, descubrimiento, imaginación, libertad, felicidad, entusiasmo, emoción, talento y fascinación.

La producción de la obra no implica ningún tipo de riesgo para los participantes, al contrario, se manipularán las lanas, un material cómodo para el uso, sin herramientas, ni materiales, jugando sin ningún límite, sin ninguna finalidad estética. La confección de un guión permitirá mantener unas pautas básicas de trabajo, todas para ser apropiadas por los niños, los verdaderos protagonistas de la acción.

¿PARA QUÉ?

Para soñar sin límites. Para vivir como un artista, Para reconstruir el mundo a imagen y semejanza de nuestros sueños. Para jugar a lo grande. Para aprender que nuestro talento es inmenso.  Para disfrutar con nuestras manos, con nuestros amigos, con nuestro colegio.

 

la
universidad
emocional_