+
rebelde
15/12/2014
rebelde

Si eres joven, vive con todas tus fuerzas por transformar el mundo, combate por tus ideas, alimenta tus sueños.

Todo está preparado para tu desánimo, pero no es más que una pobre forma de contener lo inevitable. Grita, indígnate, hazte oír. Nuestros sueños son los del mundo, los de las galaxias más lejanas.

Si te sientes joven convence a los otros, muéstrales tus ganas de vivir, que vean en ti aquello que anhelan. Pon convicción en cada gesto, respira con fuerza. Que no te engañen, no veas este mundo como una competición sino como un juego donde todos somos necesarios, todos, incluso ellos.

Os necesitamos, necesitamos que nos recuerden cómo éramos, que nos griten que no todo está perdido, que mereció la pena nuestro esfuerzo. ¡¡Quiero vivir esperanzado!!

Hazte digno de esta vida, de merecerla y de hacerla única.

¿Vinimos a este mundo sólo para esto? ¿Para esperar llorando y lamentando un futuro incierto, pero seguro? ¿O para vivir  con intensidad cada sorbo de esta vida?

Aunque te sientas solo, no desfallezcas, no te hundas, porque este es el fondo, ya no queda más. Pelea contra aquél que no permite alzarte, grita con desesperación si fuera necesario, grita hasta que tu eco llegue al corazón del cosmos y, entonces, sólo entonces, podremos pensar que alguien pueda despertar contigo estos instintos.

Eres rebelde, no lo olvides, aunque sólo sea porque eres joven; sé guerrillero y activista de la ilusión, de la fe por la vida, no un funcionario gris y seguro. Si te dicen que es mejor abandonar tu compromiso con la vida, no escuches. Ningún mundo es merecedor de nuestra lucha si no está hecho de amor y rebeldía.

Hoy mira a los ojos de los demás, sé altivo y orgulloso de tu capital, de la juventud, búscate entre los muertos vivos y resurge. Se fiel a ti mismo, al de siempre y recuérdales que han despertado a la serpiente que hay en ti.

Si crees que ya no puedes más, para, déjalo todo un momento, escucha a tu alma: sigues vivo. Retoma fuerzas, sal de nuevo y recuerda tu voluntad, tu sentido de la vida, sé un hombre en busca de sentido. Has sido un extraño en la noche, un extraño en el paraíso. Eso se acabó. El placer de vivir te pertenece.

Ya no dirán que los jóvenes somos indolentes, frágiles y dubitativos, ahora, antes que nada, necesitarán de nuestra fuerza para comenzar cualquier cosa. Cuando sueñes tu presente no hables como un viejo, sueña con tu poder, el mismo que mueve el mundo, el mismo que derriba tiranos, el mismo que nos ayuda a todos a regenerarnos.

Aunque sólo sea por ella o por él, por tu madre o por tu hijo: ¡¡Lucha!!  ¡¡Vive!!

Paco Pérez Valencia

CEO de La Universidad Emocional_

la
universidad
emocional_